“Ascasubi” llamaron al gatito que encontraron asustado en el Corso y llevaron a Brikmann

Tierna y con final feliz: así es la historia de “Ascasubi”, el gatito que una de las integrantes de la comparsa Arayé encontró asustado en el corso de Villa Ascasubi.

“Lo encontramos en la plaza”, relató Melina Barale a este medio, “estaba asustado y quisimos averiguar si había alguna protectora de animales para llevárselo o para que averigüen quiénes eran los dueños. Al no obtener respuesta lo trajimos con nosotros a mi pueblo”.

Así comienza la anécdota del pequeño felino que fue rescatado del mar de gente que era la Plaza San Martín en la noche de carnaval. Mientras las grandes bailaban en el corsódromo de Villa Ascasubi, la pequeña Faustina Meloni era la encargada de cuidarlo en el salón del club. Luego, encariñados con el animal, que rápidamente se hizo mascota del grupo de pasistas y demás miembros de la comparsa de Porteña, fue llevado hasta su pueblo para no dejarlo abandonado a su suerte.

Allá, según nos cuenta Melina, el gatito fue adoptado por Lucía Turina, una de sus amigas que vive en Brikmann, una localidad del departamento San Justo en el noreste de la provincia de Córdoba y a más de 300 km de distancia de Villa Ascasubi.

De todas maneras, para que no se sienta tan lejos de su lugar de origen, las heroínas de esta historia decidieron bautizar al gatito con el nombre de Ascasubi quien, mimoso, posa lleno de amor para las fotos.

Ascasubi y su dueña, Lucía Turina
Comentarios