Centro de Jubilados: Polémica asamblea

Con acusaciones cruzadas, por supuestas irregularidades, intentaron elegir autoridades

Dos listas pujaban por la conducción del Centro de Jubilados en la discutida asamblea del día 20 de noviembre, en horas de la tarde. Una de ellas estaba encabezada por la Sra. Griselda Calderón mientras que la otra era liderada por la Sra María Inés Resiale.

Entre otros aspectos la lista de Resiale y sus seguidores tildaron de irregular a la metodología para el llamado a la asamblea, el proceso de incorporación de nuevos socios a la institución y el desarrollo de la propia joranada, donde no se habría respetado el orden del día ni el proceso formal. Además, se cuestionó la validez de la votación que arrojó como ganadora a Calderón, ya que los votos contabilizados, en total, no coincidían con el número de personas que firmaron las planillas al momento de sufragar. También fue objetada, por la supuesta  falta de avales, la presencia del Sr. Ramón Pereyra que dirigía la asamablea.

Pereyra, en tanto, explicó que su rol era de colaborador y que había sido convocado por la comisión normalizadora del Centro de Jubilados y presentado como tal ante la Dirección de Sociedades Júridicas, organismo al cual respondía en ese momento.

Los simpatizantes de Calderón, a su vez, cuestionaban a la lista opositora por estar integrada por miembros que supuestamente no reunirían los requisitos que los habiliten para ser candidatos.

Llamativo fue, también, en una tarde de muchas confusiones, el rol que desempeñó la policía, que por momentos parecía dirigir la asamblea otorgando o negando el uso de la palabra a los asistentes.

Al final de la asamblea las candidatas Calderón y Resiale, junto al Sr. Ramón Pereyra, hablaron con Estudio 99 explicando sus posturas y aclarando que ahora hay que esperar a que se expida la Dirección de Sociedades Jurídicas para saber si hace lugar a la impugnación de la jornada o qué determinación toma.

Vea la cobertura de Estudio 99 emitida por la TV de itc:

 

Comentarios